lunes, 13 de abril de 2015

Orientaciones para la promoción de la alimentación y actividad física saludable en los centros educativos.

Queremos recordar algunas de las presentaciones y comunicaciones de la última Jornada de la RAEPS.
Comenzaremos con la que hizo Gerardo Rodríguez, profesor de pediatría de la Universidad de Zaragoza que nos recordó que el principal problema nutricional es la obesidad. La obesidad está ligada a un desequilibrio entre el ingreso y el gasto energético, porque vivimos en una sociedad sedentaria y el entorno es obesiogénico. Uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad. Según los estudios la tendencia creciente de los últimos años se está estabilizando. Sin embargo, están aumentando las desigualdades sociales sobre la obesidad. Los niños y niñas de familias con menor nivel económico y educativo tienen mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad.

Las intervenciones para modificar los patrones alimentarios son complejas porque tienen que actuar sobre los modelos socioculturales. La actividad física es el factor más importante para prevenir la obesidad y un aspecto clave para promover la salud y el bienestar. La recomendación de la OMS es que la infancia y adolescencia realicen como mínimo una hora diaria de actividad física moderada o intensa.

Las intervenciones para promover la alimentación saludable y la actividad física tienen que buscar la coordinación entre los centros educativos y la atención primaria con un buen apoyo institucional que garantice la continuidad y una orientación hacia la equidad que disminuya las desigualdades sociales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario