miércoles, 16 de marzo de 2011

COLEGIO SANTA ANA DE MONZÓN: Yoga y Yogaterapia

Los alumnos que atiende muestro centro son de familias de un nivel sociocultural y económico medio bajo, con un 20 por ciento de inmigración que se encuentra bien integrada, y habitualmente responden de forma activa en las distintas campañas que se organizan desde el centro.

Las actividades relacionadas con la salud se integran de forma trasversal en todas las asignaturas, lo cual no excluye la realización de diferentes campañas de apoyo a los objetivos que se persiguen.

También existe colaboración habitual con las familias del alumnado y mantenemos contacto  con instituciones de otros sectores u organizaciones  para mejorar las actuaciones que desarrollamos. 

 La propuesta de la actividad de Yoga y Yogaterapia surge por parte del colegio, planteando el tema a una asociación de Yoga de Zaragoza para hacerlo con los niño/as de 4º,5º y 6º de E.P.

 Han sido seis clases de una hora más o menos de duración. Por lo tanto, para la mayoría de los niños ha sido su primer contacto con el mundo del yoga, utilizando un lenguaje sencillo que los niños/as entendieran.



La actividad fue impartida por Pilar (maestra), Juanjo (licenciado en Bellas Artes) y Patricia (en 2º curso de formación para ser profesora de yoga) y Ascensión (coordinadora y profesora).
Se inicio la sesión preguntándoles qué conocen ellos del yoga, manifestando que:


  • Sirve para relajarse.
  • Para parar la mente.
  • No pensar en nada.
  • No tener estrés…





Para ello se incidió en la importancia de la RESPIRACIÓN, la cual nos acompaña toda la vida desde que nacemos hasta que morimos. 

Resulta sorprendente lo poco acostumbrado que está este mundo en el que vivimos a sentir, a oír el silencio y lo necesario que es para nuestra paz y la paz del mundo.

Los niños necesitan gritar, saltar..., pero también necesitan silencio a su alrededor. Esperamos que este contacto les haya servido para haber conocido “a ese gran amigo” que es el silencio.

Merece la pena resaltar que a medida que transcurría alguna sesión con un grupo de alumnos  se percibía que se estaban portando demasiado bien, pero con cierta tensión. En algún momento de la misma rompían a reír en una carcajada general, lo que no impedía que una vez acabada la risa, la clase fluyera más fácilmente.
El Yoga no es un ejercicio, es una exploración, las ASANAS no son poses estáticas sino un diálogo dinámico con el cuerpo que cambia todos los días. El Yoga no tiene que ver con el logro de resultados de flexibilidad o salud. Es un camino de vida para profundizar en la “inteligencia de tu cuerpo”.
Esperamos que esta actividad sea el comienzo de una futura práctica del Yoga.



No hay comentarios:

Publicar un comentario